La pandemia por COVID-19 marcó la disrupción mundial más importante en lo que va del siglo XXI; los procesos y modos de vida impuestos sufrieron cambios importantes e incluso fueron desbancados por otros, impactando negativamente en nuestra vida diaria en la forma de relacionarse y comunicarse. Además, el comercio, compras, ventas y oferta dieron un giro sustancial apoyado de la tecnología, inteligencia artificial, redes sociales, plataformas digitales y otros medios de la misma naturaleza.

El cambio de paradigma fue impactante en todos los ámbitos; sin embargo, los sectores más afectados como el hotelero, inmobiliario, manufacturero y restaurantero, entre otros, debido al crecimiento y expansión de la cultura del e-commerce, apertura de fronteras, vuelos internacionales, moderación del confinamiento, automatización de procesos, confianza en los mercados, vacunación y política económica global, han generado las condiciones para una recuperación económica que es medible con la generación de empleos. De acuerdo con las cifras de empleo formal publicadas por el Instituto Mexicano del Seguro Social en el mes de julio El cambio de paradigma fue impactante en todos los ámbitos; sin embargo, los sectores más afectados como el hotelero, inmobiliario, manufacturero y restaurantero, entre otros, debido al crecimiento y expansión de la cultura del e-commerce, apertura de fronteras, vuelos internacionales, moderación del confinamiento, automatización de procesos, confianza en los mercados, vacunación y política económica global, han generado las condiciones para una recuperación económica que es medible con la generación de empleos. De acuerdo con las cifras de empleo formal publicadas por el Instituto Mexicano del Seguro Social en el mes de julio respecto de junio, el registro más alto en los últimos diez años para un mes que tradicionalmente tiene una variación menor respecto del mes inmediato anterior, a esto debe agregarse que la recuperación ha sido geográficamente diferenciada, del total de los más de 116 mil nuevos registros, poco más de la mitad (59,823) se concentraron en cinco entidades federativas, Nuevo León, Baja California, Quintana Roo, Ciudad de México y Sinaloa, la otra mitad en los restantes 27 estados de la República.

Ahora bien, del análisis a los datos relativos al crecimiento del último semestre del sector inmobiliario del 2021, se observa una cifra significativa: un incremento del 50% en las ventas de bienes inmuebles vía online frente al primer semestre del 2019; esto muestra que se ha incrementado la confianza en la economía digital que llegó para quedarse; asimismo, los desarrolladores inmobiliarios están obligados a reenfocar sustancialmente su modelo de negocio para alinearlo con las necesidades de un consumidor que cambio sus hábitos y que actualmente demanda conservar el equilibrio entre la amortización de la deuda o inversión con la rentabilidad que pueda ofrecer la adquisición de un bien inmueble. Particularmente, Quintana Roo es una entidad atractiva para extranjeros, inversionistas y desarrolladores inmobiliarios, según datos de la Sociedad Hipotecaria Federal (SHF) para este 2021, el 3% del total nacional de créditos para vivienda social (INFONAVIT, FOVISSSTE, Bancos y otros) se aplicarán en ese Estado del país, todas las estimaciones e indicadores contemplados en este ejercicio y la demanda de financiamiento de vivienda para este 2021 será menor a la proyectada en 2020, tomando en consideración la complejidad que enfrentan los hogares en México y que se han visto forzados a posponer las decisiones de inversión y compra de vivienda, a raíz de la pandemia provocada por el Covid-19; sin embargo, se muestra una recuperación seria del sector inmobiliario.

Lamudi por su parte coloca al Estado de Quintana Roo, México, en el sexto lugar de oferta residencial con 5.91%, lo cual lo convierte en el más importante a nivel nacional en cuanto a población y oferta, mientras que Yucatán logró un 4.99% y Campeche en el último lugar nacional con apenas el 0.19%; sin duda la Ciudad de México es la entidad con mayor oferta residencial con un 19.92%, seguida del Estado de México con el 14.65%. Asimismo, esta plataforma inmobiliaria, refiere que es tanta la importancia del sector inmobiliario en la economía de México, que logra aportar el 11.1 % del Producto Interno Bruto y en este 2021 se verá más firmeza en este importante sector.

Como bien refiere la plataforma inmobiliaria Lamundi, toda crisis tiene sus ventajas y desventajas, citando algunas de las oportunidades más relevantes para inmobiliarias, bancos, brokers y sitios inmobiliarios en el 2021 en México:

1.- Crecimiento del 20 % en la intención de comprar una segunda residencia para invertir en renta. Ahora la gente busca más el rentar una propiedad.

2.- Oportunidad para bancos e instituciones financieras, ya que el mantenimiento en las bajas tasas fijas hipotecarias promueve que la gente se anime a pedir crédito para adquisición de vivienda.

3.- Aumento del 35 % en la renta de vivienda. Tras la incertidumbre, las personas prefieren rentar una casa o departamento como primera residencia.

4.- Rediseño de hogares y desarrollos al agregar espacios funcionales para home office, la privacidad, áreas verdes y actividades extra.

5.- Efecto migratorio a colonias y ciudades secundarias. Debido al home office, la pandemia y otros factores, la gente está buscando moverse a sitios más económicos, menos contaminados o espaciosos

6.- Existe un crecimiento del e-commerce que está impulsando la demanda de espacios industriales para almacenar más cerca del área metropolitana.

Sin duda, para la industria inmobiliaria el año 2021 implicará enormes retos que significaran la adaptación de nuevos espacios, uso de ecotecnologías, desarrollos sustentables y bajo esquemas de negocios rentables para garantizar la amortización de la inversión, sin duda, invertir en bienes inmuebles sigue siendo una opción que garantiza plusvalía y rentabilidad; sin embargo, los desarrollos inmobiliarios en destinos turísticos han tenido una reactivación gradual y a la alza, que depende de afluencia de turismo nacional y viajeros internacionales. La Rivera Maya, es un destino que hemos hablado en blogs anteriores, un destino ideal para invertir en un bien inmueble, porque la Riviera Maya es más que playa, la inversión inmobiliaria en la Riviera Maya es una opción sólida para diversificar el capital con la posibilidad de generar grandes utilidades con beneficios en un período de mediano a largo plazo, tomando en consideración que el valor de los activos inmobiliarios no se afecta por la inflación y la demanda turística es de las más altas de México, con uno de los mayores crecimientos y desarrollos de capital, siendo así el nuevo panorama ideal para los inversionistas inmobiliarios.

Es uno de los destinos vacacionales más populares del mundo, así lo demuestran las cifras y los récords de ocupación, el Aeropuerto Internacional de Cancún es uno de los más activos en México, principalmente por el mercado turístico que visita esta región a lo largo del año y constituye la mayor parte de las operaciones aeroportuarias. Según las últimas estimaciones de su Secretaría de Turismo (Sectur) y del Consejo Nacional Empresarial Turístico, México ascendió del séptimo al tercer lugar en la lista de países que reciben más turistas internacionales, este destino es de los destinos con mayor recuperación hotelera y vacacional.

Wyndham Grand Mayakaan Residences

Recordemos los beneficios de invertir en Riviera Maya:

Tipo de cambio a favor, es una de los mercados inmobiliarios de México más dolarizados.

Consolidación del destino a nivel nacional e internacional, el virus del COVID-19 no logró afectar la popularidad del destino.

Planeación turística sostenible al 2030, constituye el primer Programa Turístico Estatal de Quintana Roo, alineado e integrado con los objetivos del desarrollo sostenible de ONU, con lo cual se garantiza la continuidad a pesar de cambios de administraciones municipales o estatales.

Retorno de Inversión y plusvalía, el destino atrae un mercado nacional e internacional con necesidad de alojamiento, es ahí donde las rentas vacacionales entran en juego, donde la ocupación de los inmuebles puede generar del 6 hasta 12% de retorno de inversión anual.

La Riviera Maya, es el destino por excelencia para invertir en un bien inmueble.

¡Wyndham Grand, Mayakaan Residences Riviera Maya, está pensado para ti, es un desarrollo inmobiliario que ajusta las demandas del mercado con un modelo de negocio que no dejarás pasar!

Share:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Mayakaan

Related Posts

Contáctanos

Conviértete en Socio Hotelero

Solicita más información

WYNDHAM GRAND MAYAKAAN RESIDENCES.

Un desarrollo inmobiliario de alta gama.

  • Autopista Cancún - Playa del Carmen, Km 328 Puerto Morelos, Q. Roo C.P. 77580, Méx..
Wyndham Grand Mayakaan Residences

El mejor lugar para invertir

    © WYNDHAM GRAND MAYAKAAN RESIDENCES. Todos los derechos reservados. Política de privacidad & Política de Cookies

    Solicitar promoción

      💬 ¿Necesitas ayuda?