Hoy 10 de mayo en México se celebra a la mujer que tuvo la dicha de ser “madre”, pero cuantas veces nuestra madre no han dicho el día que seas mamá me entenderás. Es un dicho muy bien dicho, porque es cierto que la experiencia de dar vida permite sentir y vivir el verdadero “amor incondicional”.

 

Ser madre es la obra de arte que no se termina, es el lienzo que día a día se llena de claros y oscuros, de luces y sombras. Es la forma perfecta en la dimensión del espacio etéreo de la maternidad, a donde el valor más grande radica en el gran amor por esa extraordinaria obra de arte que día a día es expuesta a grandes críticos “LOS HIJOS”, incluso a la crítica a la creadora de vida por aquellos que se sienten con la potestad de juzgar el desempeño como madre.

 

         ¿Me pregunto que implica ser madre?

Respuesta que solo pueden decir las dadoras de vida, cada una tendrá su propia historia, sus circunstancias y emociones. Pero si puedo decir que honro a mi madre, porque soy el reflejo de sus valores y educación, también de sus claros y oscuros que me condicionan día a día. Es ahí a donde entra la gran responsabilidad de prepararnos como mujeres para transitar al gran acto de amor de dar vida y transitar por ese gran lienzo de nuestra madre para dar pie a la creación de una nueva obra de arte, con distintas formas.

Mi reconocimiento al “poder transformador” de la maternidad, porque ser madre diría mi madre: “la vida cambia absolutamente” y vivir este amor incondicional es una experiencia única, increíble y maravillosa. Pero ser madre también es un gran desafío, compatibilizar la vida laboral, la vida de pareja, los propios espacios y necesidades personales con la maternidad, que es tremendamente demandante, no es fácil. De todas maneras, experimentar este amor que lo inunda todo hace que todos los esfuerzos valgan la pena”.

Ser madre y trabajar puede ser difícil de manejar, hay decisiones que tomar cada día que pueden ponernos entre la espada y la pared. Es un sinfín en la toma de decisiones para vivir en amor en las circunstancias de una mujer plena en su otro gran rol de la vida y me refiero al profesional. La mujer tiene un gran número de roles en importancia en la vida de nuestras familias, empresas y núcleos familiares, ser mujer y madre puede ser agotador, así que las conmino a visitar Puerto Morelos, que es un hermoso lugar descanso, aventura y relajación.

 

El lugar ideal para descansar en la playa de fina arena blanca, nadar en sus tranquilas aguas turquesa, practicar esnórquel o bucear en el arrecife, para recargar de energía y nuevas emociones. Es el destino ideal para disfrutar de la belleza del Parque Nacional del Arrecife de Puerto Morelos y su gran biodiversidad, así como un lugar privilegiado para visitantes e inversionistas.

 

Como mujer visionaria te invito a invertir en un activo inmobiliario, sigue siendo es una opción sólida para diversificar tu capital con la posibilidad de generar grandes utilidades con beneficios en un período de mediano a largo plazo, son activos que no se ven afectados por la inflación dada la demanda turística, ofrece una oferta diversa y fidelizada por el mercado nacional e internacional tras los estragos de la pandemia.

 

Invierte en Wyndham Grand Mayakaan Residences, ubicado a solo 15 minutos del aeropuerto internacional de Cancún, que es desarrollo inmobiliario más innovador a nivel financiero y que cuenta con esquema de negocio altamente rentable.

Share:

Mayakaan Residences Riviera Maya by Wyndham Grand

Related Posts

Solicitar promoción

    Abrir chat
    💬¿Necesitas ayuda?
    Hola 👋. ¿Cómo podemos ayudarte?